Impacto ambiental en la salud de los niños.

El sistema respiratorio de los niños es un blanco primario, con todo lo relacionado a polución ambiental, combustibles de biomasa, humo del cigarrillo, entre otros.

Presentan mayor susceptibilidad a los contaminantes, y la exposición a temprana edad, reduce la calidad de vida , más aún en aquellos pacientes con antecedentes alérgicos.

La exposición a la mala calidad del aire intradomiciliaria como extradomiciliaria, aumenta el riesgo de enfermedades de la vía aérea superior y de la vía aérea Inferior, y se suman otros factores como las condiciones habitacionales, falta de higiene y conductas no saludables.

Las fuentes de contaminación pueden variar en las diferentes partes del mundo, y el impacto de la exposición en los niños es una preocupación en todas partes.

La Organización Mundial de la Salud ( OMS ) estima que a nivel mundial hay más de tres millones de personas dependientes de combustibles sólidos, incluyendo biomasa ( leña, estiércol y residuos agrícolas) para cubrir necesidades de energía básicas: como hervir agua, cocinar, calefaccionar los ambientes, climatizarlos No refrigerarlos, están relacionadas todas a la polución ambiental.

En las zonas urbanizadas los niños pequeños son generalmente transportados en sus cochecitos y respiran  a la altura de los tubos de escape, por lo que están expuestos a inhalar hidrocarburos no quemados, monóxido de carbono, óxido de azufe y nitrógeno y otros tóxicos.

También niños más grandes, mientras caminan al colegio, atraviesan en muchas oportunidades áreas de tráfico vehicular denso, o fábricas, o industrias, que los expone a contaminantes dañinos que afectan su desarrollo y bienestar.

Los niños son generalmente más vulnerables ante tales exposiciones y la carga de enfermedad pesa des proporcionadamente en especial sobre los niños que viven en países en desarrollo y de bajos ingresos.

El concepto de que los niños NO son adultos pequeños, es una terminología ampliamente aceptada dentro del ámbito médico, y esto nos permite comprender dicha vulnerabilidad.

La característica de los agentes tóxicos también determinarán las áreas del sistema respiratorio, a afectarse.

Los agentes tóxicos de alta solubilidad en agua son los aldehídos, amoníaco, cloro, y son los que generalmente tienen mayor probabilidad de afectar la nariz, faringe y laringe.
•Los de mediana solubilidad en agua, como por ejemplo el ozono, afecta vías aéreas mayores, como la tráquea y bronquios.
•Agentes tóxicos de baja solubilidad en agua, como NO2 afectarán los bronquios, bronquíolos y alvéolos.

Con respecto al tamaño de las partículas se afectarán:
•La naríz se comprometerá con partículas grandes de aproximadamente 10 um de diámetro.
•Las partículas gruesas entre 2, 5 y 10 um de diámetro probablemente se depositarán en tráquea y bronquios.
•Y las partículas finas de menos de 2, 5 um de diámetro se depositarán en bronquiolos y alvéolos.
•Partículas de menos de 1 um de diámetro, pueden ser exhaladas por mecanismos de defensa del organismo ( tos ) por los adultos, teniendo más probabilidades de depositarse en vías aéreas más pequeñas de lactantes y niños menores.

La contaminación del aire ambiental es un problema muy significativo, que compromete la salud. la polución del aire y su impacto, están mayoritariamente basadas en los resultados de investigaciones realizadas en Europa y EE UU y se han extrapolado a los países en desarrollo, esto origina considerables incertidumbres por la diferencia en la naturaleza de los contaminantes las condiciones y la magnitud de las exposiciones
En resúmen las mayores fuentes de contaminantes para el aire ambiental:

•Combustibles fósiles ( calefacción doméstica, presencia de Aires acondicionados, incineración, refinerías, etc )
•Fenómenos naturales ( tormentas eléctricas, incendios forestales, tormentas de polvo)
•Y variarán las fuentes entre las localidades urbanas y /o rurales.