Amia en primera persona

Dr. Marcelo Nahin – Cirujano Cardiovascular

El Dr Nahin fue parte de los mèdicos que asistieron en la zona cero y nos cuenta como vivió en primera persona el atentado a la Amia.

Era un día Lunes , el día anterior habia estado de guardia , habíamos visto la final del Mundial en EEUU entre Brasil e Italia  en el Hospital Naval Buenos Aires donde cursaba el 3er año de la Residencia en Cirugía General.

Ese lunes 18/7 /94 , estaba en la habitación de residentes , cuando  de repente entra un compañero muy exaltado y nos avisa de una explosión en un edificio en el centro de la ciudad.

Casi simultáneamente nos convoca el Jefe de Servicio y nos avisa q vayamos urgente a la guardia donde se estaban organizando los TEAM quirúrgicos.

El Hospital Naval Buenos Aires, en ese momento era Hospital designado para cubrir las emergencias que podrían surgir en cualquier sede diplomática (Embajadas ) y el personal estaba entrenado en responder rápidamente a situaciones límite.

Llegamos a la guardia y nos dividieron para armar  los equipos quirúrgicos de a 3 cirujanos x Consultorio: 1 cirujano Staff  o R4 , un cirujano 1er ayudante (R3 o R2) y un cirujano 2do ayudante , generalmente un R1

La idea era que cada herido que llegaba , sería evaluado por cada equipo en el Consultorio de guardia y de ahí Directo a Quirófano

El Hospital ya había mandado una ambulancia  a la zona con un médico naval y un enfermero.

En la guardia , esperábamos todos en los consultorios y yo estaba desesperado por ir a ayudar al lugar del atentado, sabiendo de la cercanía con el Hospital de Clinicas, me imaginé que al Hospital Naval , no iba a llegar ningún paciente, cosa que finalmente ocurrió.

Escucho que el Jefe de la guardia médica, estaba por mandar otra ambulancia al lugar para llevar insumos (gasas , sueros etc)

Le pedí por favor que me deje ir y a los 30’ del estallido de la bomba, arribe al lugar.

Pasamos con la ambulancia los cordones policiales y llegamos hasta una cuadra y media antes , había muchos voluntarios . Me acuerdo que hacían cadena tipo pasamanos ,transportando insumos y botellas de agua hacía la zona cero, cómo le llaman al epicentro del atentado.

La sensación que tuve es que no parecía real lo que estaba viviendo, parecía una zona de guerra , en el aire había un olor penetrante muy parecido al olor a gas.

Cada tanto llegaban los pedidos de silencio, los rescatistas más avanzados , escuchaban algún ruido imperceptible y pedían silencio a todas las personas que estábamos ayudando

Los Argentinos estábamos shockeados por lo que estábamos viviendo , pero no paralizados, rápidamente la Argentina  solidaria había respondido.

Durante las horas que estuve ahí tuve la sensación que algo más iba a pasar, otra explosión pensaba , quizá por el olor a gas que no se iba del aire.

Al llegar a casa , me puse a seguirlo por TV

y veo con estupor que aproximadamente a las 21hs  minutos después de dejar la zona cero, se produce en vivo , un derrumbe de escombros muy cerca de un grupo de bomberos que se encontraban trabajando en el lugar.

Rápidamente los medios de comunicación de todo el mundo , reflejaban el horror que estábamos viviendo y todo el país se encolumnaba detrás de la esperanza de encontrar personas vivas debajo de los escombros.

Sensaciones muchas, inexplicables aun después de 25 años. Memoria, Verdad y Justicia.