Monóxido de Carbono

Advertencias y alertas sobre el enemigo silencioso.

Stella Cuevas MN 81701 – Otorrinolaringóloga – Exp.en Olfato – Alergista.

El monóxido de carbono es un gas altamente venenoso, que no se huele no se siente y no se ve, no irrita los ojos, tampoco la nariz.

Estamos transitando el invierno y los primeros días de frío se comienzan a sentir, por lo que tratamos de mantener los ambientes cálidos pero debemos, tomar medidas preventivas, con el uso de los artefactos de calefacción.

Contamos con datos del año 2017, el Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación, contabilizó 976 personas intoxicadas con CO, y los datos
brindados en el año 2018 fueron también cercanos. Costando la muerte de alrededor de 200 personas.

La inhalación de este gas, conocido con el nombre del Gran Simulador, se origina a partir de la combustión incompleta de elementos como gas – madera – leña – kerosene- gasolina, (el mismo se propaga en el ambiente)

El mayor problema de este gas es que no tiene olor, es imperceptible y difícil de detectar a no ser que sea con dispositivos especiales, que se deben colocar en lugares estratégicos dentro del hogar, para que a través de un simple sonido (BIP) detecte la presencia del gas.

•La presencia de CO proviene de artefactos que no han sido controlados, o supervisados por personal especializado antes de su uso.
•Revisación periódica de artefactos, ventilaciones y cañerías de gas.
•Deben tener la ubicación adecuada.
•Y recibir correcta ventilación.

Normalmente respiramos el oxígeno que está en el aire, que se une a la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre, que lo lleva al torrente sanguíneo y de allí al cerebro, corazón, pulmones.

Ante la presencia de Monóxido de Carbono en el ambiente, la hemoglobina deja de lado al oxígeno y se combina al monóxido de carbono, y comienza el sufrimiento de los diferentes órganos y aparecen los síntomas de una intoxicación ( porque los niveles de CO en sangre ), son suficientes como para envenenar a una persona, y en caso de no recibir atención inmediata, puede costarle la vida.

Cada persona puede verse afectada de manera diferente, ya que hay grupos vulnerables como las mujeres embarazadas, los niños, los adultos mayores, ancianos o personas con riesgos cardiovasculares. Los primeros órganos afectados son el corazón y el cerebro porque son los órganos que más oxígeno consumen.

Sígnos de sospecha de intoxicación por Monóxido de Carbono:
Cuando la concentración en sangre de CO es de alrededor del 10 %:

•Cefaleas
•Náuseas – Vómitos
En caso de que la inhalación de CO se prolongue en el tiempo, la concentración en sangre aumenta y es entre el 20 y 40 % y aparecen:
•Debilidad en miembros inferiores
•Somnolencia
•Pérdida de la visión
•Pérdida auditiva
•Zumbidos

Y sí la concentración en sangre supera el 50 % de lo inhalado:

•Se pierden los reflejos
•Pérdida de la conciencia
•Convulsiones.
•Estado de coma.

Se debe inmediatamente ventilar el ambiente, sacar al intoxicado al aire libre y llevarlo inmedatamente al centro de salud más cercano, estas personas deben recibir Oxigeno.Existen centros que cuentan con cámaras hiperbáricas.

En caso de no recibir atención inmediata, en algunas oportunidades puede llevarlos a la muerte o dejar secuelas importantes.Y se necesitará atenderlos en multidisciplina. (Neurólogos – Psicólogos – Neumonologos)

En el caso de usar gas natural, observar que la llama queme bien y sea de color azul, NO AMARILLA , NI ANARANJADA. Sígno de mala combustión y generación de monóxido.

No se deben encender hornallas, ni tampoco el horno para calentar el ambiente (se recuerda que en caso de gas, este tiene olor a azufre que sabe feo, pero el problema existiría si la persona no tiene buen olfato)

En caso de Braseros, o estufas a gas u hogares a leña, apagarlos antes de irse a dormir.

Los calefones, los termotanques deben ser instalados fuera del baño y en lugares bien ventilados.

Solo se recomienda instalar en baños, dormitorios o ambientes cerrados artefactos con salida al exterior como Tiro balanceados.

En caso de usar Aire Acondicionado modo calor ( previamente se deben limpiar los filtros ) y la temperatura puede ser desde 23 a 27 ° c aproximadamente.

Y se debe humidificar siempre el ambiente y recordar siempre que debe circular aire proveniente del exterior.