Diverticulítis, síntomas y tratamiento

Un gran número de personas mayores de 60 años tienen divertículos en el intestino grueso, pero no todos llegan a desarrollar complicaciones como la perforación del intestino. Se debe tratar de la forma más cuidados con un buen diagnóstico y medicamento ya que puede llegar a convertirse en cáncer.

¿En qué consiste la Diverticulítis?

El divertículo es un defecto en el intestino grueso similar a un “bache” si se ve por dentro, la Diverticulítis es la inflamación de este “bache” o defecto que se encuentra en el intestino.

Fuertes dolores provoca la diverticulis

¿Quiénes son propensos a padecerlos?

El 40% de la población arriba de los 60 años tiene divertículos que no presentan complicaciones. El 50% de personas arriba de los 80 años sí presenta enfermedad diverticular. Las personas más propensas a padecerla son aquellas que se estriñen y que, como ya lo dijimos, tienen divertículos. En tiempos más recientes los especialistas han detectado en gente más joven que partir de 30 o 40 años ya comienzan a presentar diverticulítis causada principalmente por una trasgresión dietética.

¿Cuáles son los síntomas y cómo podemos detectarlos?

La diverticulítis se manifiesta primeramente con un dolor en la fosa iliaca o en el flanco izquierdo, es un dolor incapacitante, molesto y en la mayoría de las veces provoca que el paciente se coloque en una posición antálgica (encorvado), caminar y tocarse le causa dolor; entre las otras molestias que llega a ver están estreñimientofiebreescalofríos. Las complicaciones que causa esta enfermedad son principalmente inflamación o perforacióndel intestino gruesosangrado u obstrucción. Desde las primeras señales de dolor y molestia es recomendable acudir a un especialista para que determine la fuente de los síntomas.

Tratamiento para la diverticulítis

Primero se debe identificar qué tan severo es el problema, sí sólo se trata de una inflación o dolor entonces tal vez el paciente necesite hospitalización para que pueda ser vigilado y suministrar antibióticos. Pero si el intestino ya está perforado, hay pus y materia fecal regada por el área, una operación inmediata es necesaria.

A las primeras señales de falta de hambre, dolor incapacitante, fiebre y escalofríos, se debe acudir a un hospital para que el especialista determine el tipo de tratamiento, ya sea con medicamente o la cirugía.

Autor Artículo: Dr. José Jorge Espinosa Loera – Proctología en Nuevo León, México.