Síntomas y tratamiento de la disfunción eréctil

La impotencia se conoce como la incapacidad para lograr o mantener una erección rígida que permita una relación sexual satisfactoria. Se presenta con mayor frecuencia en personas de 40 años en adelante. En muchas ocasiones este problema puede ser una señal de alguna enfermedad del corazón.

En la vida, todos los hombres pueden llegar a presentar problemas para llegar a una erección debido a factores como el cansancio, estrés, consumo del alcohol o el padecimiento de una enfermedad grave.

Causas de la disfunción eréctil

Origen físico: Es la más frecuente y se produce por un trastorno del pene o de los mecanismos relacionados con la erección. Existen varios tipos de disfunción eréctil orgánica:

Vascular: diabetes, hipertensión, aumento de colesterol, tabaquismo y enfermedades cardiovasculares

Neurológica: diabetes, enfermedades de la médula, cirugías por cáncer de próstata, vejiga y recto

Hormonal: testosterona

Medicamentos

Origen psicológico: En estos casos el mecanismo peneano de la rigidez es normal, pero la erección se ve dificultada por problemas psicológicos que pueden deberse a simple ansiedad (miedo a no conseguir una erección), problemas de pareja, depresión u otros problemas psicológicos. El estrés de cualquier tipo puede afectar al acto sexual

Es importante que este problema sea diagnosticado y tratado, ya que si no puede afectar en diferentes ámbitos; produce una repercusión psicológica en el paciente y su pareja.

Opciones de tratamiento para la impotencia sexual

Hoy día existen diferentes opciones:

Asesoramiento psicológico: Es importante hablar con el paciente y la pareja con el fin de ayudarlos a superar y sobrellevar el problema. Si existe una depresión o un problema psicológico acusado puede ser necesario un tratamiento psiquiátrico

Fármacos orales: Actúan bloqueando una enzima específica del pene y de esta manera potencian los mecanismos naturales de la erección. Como son potenciadores naturales de la erección, es necesario que exista estimulación sexual, para que funcione
 

Inyección de medicamento en el pene: Tiene el 90% de eficacia. Es fundamental que un médico experto indique la dosis a inyectarse y cómo hacerlo, ya que tiene alta 
 

Prótesis de pene: La colocación de una prótesis requiere una intervención quirúrgica para colocar unos dispositivos en el pene y en el escroto. Los dispositivos de la prótesis quedan en el interior del organismo y cuando el paciente lo desea activa la prótesis consiguiendo una excelente erección. Cuando finaliza la relación sexual, la prótesis puede desactivarse y volver al estado de flacidez. Es importante recalcar que este tratamiento es la última opción

Autor Artículo: Dr. Humberto G. Aguado López – Andrología en Guanajuato.