Cáncer de próstata: una mirada desde la medicina nuclear

El cáncer de próstata desde la medicina nuclear se trata a través de sustancias radioactivas, las cuales se inyectan por la vena. El objetivo es que ataquen el proceso de metástasis, mismos que causan mucho dolor y molestias en el paciente.

A través de la medicina nuclear se logra que la persona quien padece cáncer de próstata sienta menos dolor y consuma menos analgésicos. Posiblemente, se alargue también su periodo de vida por meses.

Las sustancias radiactivas de la medicina nuclear para el cáncer de próstata se aplican en etapas avanzadas, es decir, cuando el cáncer ya se diseminó principalmente a los huesos.

Qué es la Medicina Nuclear

Algunos efectos secundarios del tratamiento

Estas sustancias radiactivas se inyectan por la vena y se van a focalizar en la metástasis de los huesos provocando su radiación.

Es importante considerar que es posible que las sustancias radioactivas del tratamientoprovoquen ligeros efectos secundarios como náuseas, vómito o diarrea; y a veces, algunas de mayor riesgo como afectación a las células sanguíneas. Sin embargo, esas complicaciones tienden a revertirse con el paso de las semanas.

En la actualidad, cualquier tipo de cáncer debe tratado de manera multidisciplinaria por la oncología y la radioterapia para el beneficio del paciente.

Autor Artículo: Dr. Jorge Martín Schalch Ponce de León – Medicina Nuclear en Ciudad de México.